martes, 21 de noviembre de 2017

Maiceros en el Lácar

Un día de comienzos de abril de este año, decidí recorrer la costanera del lago Lácar en la zona del muelle. El día se presentaba nublado y brumoso en los cerros circundantes, con bastante viento y temperaturas que rondaban los 5ºC. No tenía muchas expectativas de ver avifauna no obstante algunas aves había en ese día desapacible.
Descansando en las aguas someras de la orilla había una gaviota cocinera, un casal de cauquenes y otro de pato maicero (Anas georgica), que permanecieron bastante tolerantes a mi presencia; para aproximarme caminé lentamente y a una quincena de metros me agaché y fui avanzando muy lentamente para que los patos no se alarmaran; llegando a estar a unos 5 o 6 metros hasta que finalmente fueron al agua. Los patos estaban muy tranquilos dormitando, luego acicalándose hasta que finalmente por mi proximidad y algún movimiento que hice se fueron caminando lentamente al agua. Una vez en el agua y como permanecí quieto los patos se relajaron y comenzaron a buscar comida sobre la superficie del agua y también sumergiendo la cabeza y con el cuerpo en vertical, como es habitual en los patos que no se sumergen.
Casal de pato maicero, con el macho a la izquierda de la imagen


Macho en primer plano y hembra detrás









Macho y hembra con cabeza sumergida



Hembra forrajeando

Bandera del muelle que da una muestra de la intensidad del viento

Nubes acariciando la cima del cerro Bandurrias

Vista de la zona del muelle , la costanera y San Martín de los Andes, tomada la mañana siguiente


sábado, 18 de noviembre de 2017

Temporada de cría de teros

Un ave muy común en gran parte del país es el tero (Vanellus chilensis), en especial en la región pampeana entre otros del país. Durante la primavera como la mayoría de las especies de aves entran en la época reproductiva y es común ver teros echados en el suelo donde ponen sus huevos o caminando y tratando de llamar la atención con gritos estridentes y movimientos evasivos para despistar a los posibles depredadores e intrusos de sus pichones.
Las siguientes fotos fueron tomadas en diversas locaciones durante los meses de octubre y noviembre de este año, donde varios ejemplares de teros tenían sus pichones de diferentes edades o incluso sus improvisados nidos apenas ocultos entre los pastos a orillas de los caminos.
La primera tanda de imágenes corresponde a una familia con dos pichones sobrevivientes que tenían como territorio los bordes con gramilla de una calle rural y un zanjón lleno de agua, lugares donde se alimentaban y pasaban desapercibidos los pichones. Los fotografié desde el auto, deteniéndome a un costado de la calle; al principio los teros se alejaban lentamente, pero al permanecer varios minutos se relajaron y acercaron un poco. En ocasiones movía el auto más cerca y los pichones se iban o se agachaban para camuflarse entre la vegetación mientras los padres daban la voz de alarma para luego irse a otro lado gritando para llamar la atención.














Esta otra serie de fotos se corresponde a otro camino rural distante casi 10 km del anterior, donde había varios casales de teros, algunos con pichones y otros como este empollando sus huevos a centímetros del camino transitado por todo tipo de vehículos. El ejemplar que los incubaba extrañamente se alejó cuando me bajé para fotografiarlo más de cerca, por lo general se quedan sobre la nidada, en ocasiones amenazando con los espolones de las alas



Pichón de una pareja vecina


Huevos una semana después de la foto anterior

Por último esta otra tanda con un casal de teros al costado  de la avenida de Los Pescadores que bordea una parte de la laguna de Monte. Estos teros criaron en una zona con muchos pastos y gramilla en un sector transitado y con turistas, parece no haber tenido problemas en hacerlo. Si bien estaban acostumbrados a ver gente cuando me acerqué se pusieron nerviosos y daban gritos de alerta a su pichones para que se ocultaran, luego gritaban y se iban alejando para desviar la atención de sus hijos aunque sin amenazar con los espolones ni hacer vuelos rasantes como es habitual en ellos cuando tienen crías





lunes, 13 de noviembre de 2017

Aves de las Sierras Centrales de Argentina

Un libro que no es nuevo y que llegó a mis manos a fines del año pasado es Aves de las Sierras Centrales de Argentina  con centro en Villa de Merlo - San Luis de Raúl Balla. Es un libro muy interesante con fichas que ocupan una página, con una foto que ocupa toda la carilla y en algunas especies con imágenes más pequeñas insertadas en el caso que hay a dimorfismo entre machos y hembras. La información es concisa y útil, casi todas las fotos son de fotógrafos de gran nivel sumado a que la calidad de impresión es muy buena. Lo que me resultó difícil de comprender ya que no leí nada al respecto es que cerca del final y luego de más de  100 especies descritas comienzan varias páginas con pequeñas fotos que incluyen otras especies no mencionadas con anterioridad; estimo que tal vez el presupuesto no alcanzaba para hacer una obra más grande pero entre otras cosas que me quedaron sin entender es por que razón se eligieron esas especies, si fue porque son más raras o por otro motivo. Posee 250 imágenes a color en 192 páginas.
A pesar de lo mencionado anteriormente tiene además unas páginas con buena información sobre los ambientes serranos y sobre todo es muy útil la información sobre lugares y senderos para recorrer en busca de aves para observar en los alrededores de la ciudad de Merlo.
En definitiva, si uno quiere recorrer esa zona del país y no conoce a pleno la avifauna del lugar o sitios para observar sin dudas este libro no puede faltar.
Balla R, Aves de las Sierras Centrales de Argentina, Ecoval Ediciones, Córdoba, 2015

¿Dónde se puede conseguir?
Está a la venta en distintas páginas web, esta es de un vendedor en mercadolibre
También se encuentra en la principales librerías que incluya la temática naturaleza

viernes, 10 de noviembre de 2017

Piojito silbón (Camptostoma obsoletum)

ORDEN PASSERIFORMES
FAMILIA TYRANNIDAE
Status de conservación según BirdLife: preocupación menor

Habita bosques, arboledas y montes en el norte del país; hasta la zona ribereña norte hasta la ciudad de Buenos Aires.
Se alimenta de pequeños insectos que captura entre el follaje; también de ciertos frutos como bayas.
Es de hábitos esquivo y algo oculto.
Construye su nido en forma de saco con una entrada con alero y lo elabora con fibras vegetales, claveles del aire, líquenes y semillas, unidos con telarañas.
La hembra pone  2 huevos ovoidales de color crema con pintas castañas.
Mide 11 cm.



lunes, 6 de noviembre de 2017

Brujita escondida

Mientras estaba en el agua desplazándome lentamente con mi escondite flotante me topé con un juvenil de garza bruja (Nycticorax nycticorax) que confiaba plenamente en su camuflaje mientras estaba dentro de unas matas de juncos. Si bien no sabía lo que se aproximaba a ella, desconfiaba un poco y me miraba ente los tallos de las plantas, sin sospechar siquiera que yo también la estaba observando detenidamente a escasos metros. Las fotos no son de lo mejor estéticamente pero me gusta como se ve en ese ambiente abigarrado, para mi tiene cierto encanto.
Lugar y fecha de las tomas: Gorchs, provincia de Buenos Aires. Diciembre de  2016.