martes, 24 de abril de 2018

Una buena calandria

Otra de las fotos que me quedaron del año pasado, precisamente del 20 de junio, el mismo día que fotografié el cachilo ceja amarilla de la entrada anterior fue una hermosa y colaborativa calandria real  (Mimus triurus), de las calandrias que hay en el país mi favorita por esas plumas blancas en la cola y las alas que destacan tanto en vuelo.
Esta especie migra desde el centro y sur del país, llegando en otoño y permaneciendo hasta comienzos de la primavera; si bien no son tan abundantes como la calandria real en el camp ose ven algunas aunque no suele ser tan fácil de fotografiarlas aunque me las he arreglado varias veces para acercarme bastante y lograr buenas fotos. suele responder al playback y me ha servido para tenerlas cerca, pero sin abusar de esta técnica. Lo bueno que ese día no solo la tuve cerca y pude fotografiarla posada tanto en alambrados como en posaderos naturales sino que también logré capturar unas imágenes en vuelo mostrándolas plumas blancas de alas y cola que se me venía negando de hace rato.
Esta es una selección de las muchas fotos que tomé esa soleada mañana del primer día de invierno.














sábado, 21 de abril de 2018

Juvenil de cachilo ceja amarilla

Revisando el archivo fotográfico encontré varias fotos sin editar de junio del año pasado, varias de ellas corresponden a un ejemplar juvenil de cachilo ceja amarilla (Ammodramus humeralis), especie que vive en lugares de pastizales, n tan frecuente de ver como el chingolo (Zonotrichia capensis) con quien pertenecen a la misma familia (Paserellidae).
Este pajarito estaba posado en un alambrado y al querer fotografiarlo se fue a un  acacio negro (Gleditsia triacanthos) que crecía al costado del camino; allí se sintió más seguro y pude hacerle fotos de muy cerca, luego descendió al otro lado del alambrado y comenzó a buscar alimento entre la hierba corta, seguramente diminutas semillas.





 

 



martes, 17 de abril de 2018

Tueré chico (Tityra inquisitor)

ORDEN PASSERIFORMES
FAMILIA TITYRIDAE
Status de conservación según BirdLife: preocupación menor

Habita selvas y bosques ribereños de Misiones, oriente de Chaco y Formosa y norte de Corrientes.
Presenta dimorfismo sexual, ambos sexos presentan plumaje blanco, se diferencian en que el macho posee cabeza negra, en cambio la hembra tiene corona y nuca negra, cara y cejas color ocre oscuro.
Hace su nido en huecos de los troncos de los árboles y en postes, con el interior tapizado con hojas.
Se alimenta de insectos.
Mide 18 cm.
Macho. Reserva de la Biosfera Yabotí, Misiones


domingo, 15 de abril de 2018

Taguató indiferente

Paseando por los caminos del Parque Nacional El Palmar en diciembre del año pasado me encontré con un taguató común (Rupornis magnirostris) descansando y acicalándose las plumas en un cartel que avisa del paso de la fauna, con la silueta amarilla de un carpincho. Andaba solitario ese día ya que estaba haciendo escala porque al día siguiente seguía camino hacia Brasil y mi familia se quedó en el hospedaje en la cercana localidad de Ubajay.
El taguató no prestó mucha atención a mi auto, cosa que me llamó la atención porque no suelen permanecer mucho tiempo si alguien se detiene o pasa a su lado, supongo que se habituaron a que los visitantes pasen cerca y no les hagan daño. Este me miró unos segundos y luego permaneció en lo suyo, oteando el lugar quizás en busca de algo que se moviera o quien sabe que le pasa por la mente a un ave. Primero tomé unas fotos algo lejos para asegurarme alguna imagen, luego me detuve a su lado a escasos metros, moviéndome lentamente hacia el asiento del lado del acompañante, algo incómodo, para evitar asustarlo, las rapaces tiene  excelente vista y si uno se mueve  o los mira directamente mucho tiempo se vuelan. Hice varios retratos y fotos cercanas desde el ángulo incomodo que tenía; la luz era muy escasa porque estaba bastante nublado y ese sector del camino a su vez estaba rodeado de frondosos árboles, no quedó bien la calidad, el granulado del fondo me recuerda a la época que uno sacaba fotos con rollo y las imprimía en papel.








martes, 10 de abril de 2018

Barcos y albatros

Unas fotos las cuales en su mayoría no compartí anteriormente son de albatros que pude observar en mi última salida pelágica. En esta ocasión muestro varias imágenes de albatros ceja negra (Thalassarche melanophrys) y un solitario albatros pico fino (Thalassarche chlororhynchos) que estaban siguiendo al momento que llegamos a ese sector del mar a varios barcos pesqueros.
Al comienzo no prestaban atención  a nuestra llegada, la tripulación justo esta levantando las redes repletas de peces, incluso mientras arrojábamos algo de calamar o restos de peces; luego de varios minutos de a poco algunos fueron comiendo lo que se arrojaba por la borda; quizás la mayoría ya estaba con sus estómagos llenos.
Navegamos un poco cerca de algunos barcos pesqueros, previa comunicación radial para avisarle que éramos observadores y fotógrafos de aves para que no pensaran que estábamos pescando e interfiriendo cerca de ellos. luego permanecimos unos minutos a la deriva para que las aves se acercaran más, logrando mejores fotos aunque el mareo con la sacudida era mayor en ese momento.
Lo más curioso con los albatros ceja negra es que vi algunos ejemplares jugando con una botella de agua mineral Eco de los Andes que iba flotando rumbo mar adentro m la tocaban reiteradamente con el pico y competían para ver quien la empujaba, al estilo fútbol de albatros. Un interesante comportamiento pero a la vez una muestra de la basura plástica que hay en el mar, no fue lo único que vi en el agua, había más residuos en el mar, me llamó la atención porque otras veces no vi eso.
Albatros pico fino

Albatros ceja negra










Albatros pico fino

Albatros ceja negra jugando con una botella





Albatros pico fino

Albatros pico fino




Albatros pico fino

Albatros ceja negra



Albatros pico fino (inmaduro)